Fin de semana terrible

Había quedado salir con la gente CS, una reunión de fin de semana acostumbrada, el encuentro era a las 7:30 pm, lugar gradas al frente de la Plaza de Armas, no te puedes perder, entonces saliendo del trabajo fui a cambiarme, claro, para estar acorde con la ocasión, llegue puntual al encuentro, mientras caminaba vi a dos personas esperando, uno de ellos era Yuri, un chico peruano el artífice iniciador de la reunión y con él estaba William, un chico americano, que mas parecía chileno por la forma de hablar, según me conto, vivió mucho tiempo allá y por tal razón el acento se le pegó.

Estábamos los tres esperando a las demás invitados, unos minutos despues llego Andrea, la amiga chilena de Will, Andrea resulto ser una chica muy buena onda, le encantaba hablar de todo, en pocos minutos llego Christian otro chico CS, con varios amigos, todos ellos están viviendo en Cusco ya hace unos meses, y según lo que contaron están trabajando de voluntarios en una comunidad cercana, todo un reto, todos son personas muy divertidas y con gran espíritu, decidimos ir a un lugar, donde podamos conversar y tomar un par de tragos, la noche era joven y virgen apuntaba, a ser muy divertida y todo presagiaba que venían muchas cosas por pasar, al final después de elegir un buen lugar, todos entramos al Illapa, un lugar muy acogedor, música en vivo y bulliciosa, es un sitio pequeño donde sientes la vibra desde que ingresas, muy bohemio y misterioso.

Empezaron a llegar más personas a la reunión, la conversación se estaba poniendo muy interesante, yo estaba al lado de Andrea, hablábamos mucho de las costumbres de los peruanos y chilenos que en verdad son bien parecidas, de los carabineros y lo malditos que son con la gente, Andrea contaba de sus experiencias y los problemas que había tenido con ellos, yo en mi cabeza decía que felizmente la policía peruana es muy tranquila, es que también, son chatos y gordos por tanto no fastidian mucho y solo te piden dinero cuando cometes alguna infracción nada de temer.

De pronto sentí las ganas de ir al baño, el cuerpo  llama como suelen decir, todo iba tranquilo, cuando iba saliendo del baño, prácticamente me choque con una chica, ella era preciosa, realmente preciosa, muy linda, tenía el pelo rubio como el sol, y los ojos más bellos que he visto, me quede mirándola y solo atine a decirle un hola muy tímido, era evidente que me quede prendido de la chica, ella respondió con otro hola y una mirada tierna que me dejo con una sensación extraña, me quedé mirándola por unos segundos y de pronto me percate que debía seguir con mi camino, desde ese momento quise volverla a ver, empecé a buscarla con la mirada por todas partes, ella estaba con 2 amigas sentadas en la parte de atrás tomando unas cervezas, de vez en cuando volteaba a mirarla y nada mas…

La noche seguía pasando entre cervezas y el humo del tabaco que nos envolvía. El grupo empezó a tocar, rock latino, era una combinación del sabor latino, con instrumentos riduosos que llenaban el ambiente de vibra y buena onda, tocaban Soda Estéreo, Enanitos Verdes y también el conocido Juanes, de pronto la chica la cual había visto minutos atrás había cambiado de lugar, ahora estaba muy cerca al escenario acompañada de sus dos amigas , eran argentinas, oh sorpresa, eso es lo que ellas respondieron, cuando el vocalista empezó a saludar a la gente del local, yo ya tenía dos vasos de cerveza encima, eso quiere decir que ya estaba ya medio movido. El grupo empezó a tocar los Fabulosos Cadillac, las 3 argentinas salieron a bailar y saltar eufóricas, como les gusta este grupo a los argentinos, Yo mientras tanto estaba conversando con Andrea sobre los parques del sur de Chile, cuando siento una mano que se dirigía hacia mí, era la chica del cabello rubio y los ojos preciosos, me estaba sacando a bailar, no sé que me paso, no sé si era la cerveza o estaba demasiado distraído, pero lo único que hice fue quedarme viéndola, congelado sin poder hablar, sentí como si me hubieran lanzado una ráfaga de hielo que me dejo helado, no se me ocurrió pararme y aceptar tan grande invitación, no solo se me ocurrió verla y hacer el gesto más estúpido y ridículo posible, como quien dice no puedo bailar en este momento, creo que me dio miedo, o la situación me tomo completamente por sorpresa, la verdad no se qué fue lo que realmente paso, ella se fue alejando a seguir con el baile en la multitud, de repente sentí un golpe en la cabeza, era Andrea que había visto todo lo ocurrido, me miro y solo me dijo eres un tonto, una chica súper linda te saca a bailar y tu solo te quedas mirándola sin reaccionar, en verdad perdiste una oportunidad tremenda de conocer y ligar con una chica espectacular.

A los 5 min recién me di cuenta de la estupidez que había hecho, no hacía más que decirme a mí mismo eres el idiota mas grande, el campeón de los idiotas, recuerdo que me tome de los pelos frustrado, queriendo regresar el tiempo y volver a ese instante y cambiar todo, pero después me di cuenta que ya era tarde ya era imposible, todo ya se había consumado, solo podía verla a lo lejos y rezar para que volteara a verme, pero ella ya no me hacia ningún caso, en mi desesperación quise acercarme y sacarla bailar, pero después de lo que hice lo más seguro es que m iba a mandar un no rotundo, que iba a terminar de dañar mi ego ya completamente caído.

Al rato todos decidimos ir a bailar a una discoteca que estaba cerca, así que era hora de enrumbar a un lugar nuevo, cuando salía solo podía voltear la cabeza y ver como mi oportunidad de la noche se iba desvaneciendo.

La noche paso muy tranquila, yo estaba desorbitado con lo que había pasado, hablaba con Monic, una morena preciosa amiga de Christian, ella estaba en el grupo de voluntarios, una chica muy buena, aunque hablaba poco español, nos comunicamos bien, solo escucharla te hacía ver que era de lo mejor, estuvimos un tiempo en el Mama África, para luego ir al Roots, local tremendo que está de moda entre la gente extranjera, cuando llegamos estaba repleto, gente en la barra y otros en la pista, la primera reacción de Monic fue treparse a la barra con otras chicas y hacer gala de su formidable forma de bailar, por mi parte yo estaba todavía pensado en la bella Argentina, no estaba para subir a hacer un espectáculo como en muchas ocasiones, esa bella mujer me había quitado todo el espíritu CS, así que estuve un rato mas y decidí a ir a mi casa, dejar a los visitantes continuar con una noche que ya se estaba acabando, me despedí de todos, con un buen abrazo y de hecho con la promesa de volver a salir.

Hoy recibí un email de Andrea que me invitaba, a salir este fin de semana y repetir la  noche divertida de la semana pasada, entre sus líneas decía con la más grande ironía burlesca, que había conocido 2 argentinas y que esta vez no podía cometer el mismo error con ellas, no sé porque me pasan estas cosas, siento que cuando verdaderamente alguien me gusta, suelo comportarme como idiota y me congelo peor que un helado recién sacado de lla nevera, no atino a decir nada y pierdo las más grandes oportunidades, pero esta vez será diferente, eso es lo que quiero creer.

Toda la semana estuve con el Nick en el MSN ¨ Hombre de Hielo¨, esto porque leí un post de Renato, donde contaba la fabula del hombre de hielo, al cual le encontré un parecido muy grande a mi…