El estrés no tiene sexo

Se hablaba en un tiempo de que el estrés era cosa de los hombresnada más, pero no es así afecta tanto a hombres como mujeres, ya no hace distinciones.
Como sabemos en estos tiempos el trabajo, las exigencias, las responsabilidades que todos tenemos hacen que el estrés sea la mayor causa de enfermedades en las personas.

El tiempo pasa muy rápido ante nuestros ojos y la vida nos lleva a los tirones, el trabajo cada ves exige más tiempo , más preparación y todos caemos en esa vertiginosa carrera y competencia absurda por mantener nuestros puestos o alcanzar puestos mayores.

Desde que la mujer salió de la casa en busca de empleo también por  ayudar a sus esposos en cuanto a el mantenimiento del hogar ya que con los años este es cada día más difícil, entonces es en este camino que el estrés nos encuentra a todos por igual, no hace excepciones ante ninguna persona.

Para evitar este problema se debe de replantear de que modo estamos viviendo, porque no podemos disfrutar, porque al llegar a nuestras casas no podemos descansar y terminamos medicados, cuando podríamos terminar con ese problema poniendo cada cosa que nos preocupa en su lugar. No es fácil pero si se pone un poco de interés en lo que nos pasa podemos empezar por creer en que todos podemos salir adelante.